El viaje (I)

 

benin-map.gif Para imponerme un poco de orden y tratar de evitar soltar a trompicones todas las ideas que se agolpan en mi cabeza, voy a intentar daros una visión somera del recorrido realizado en los 10 días de estancia en Benin. Al menos me servirá para contaros las cosas por orden y también para intentar no dejarme ninguna.Llegamos al país por su capital económica: Cotonou y más concretamente por su aeropuerto “internacional”. Nos recibió un calor húmedo y pegajoso y otro calor, el humano que resultaba exponencial, abigarrados junto a la cinta para recoger las maletas.

benin-2-084-bis.jpgDesde Cotonou salimos hacia el norte en una TOYOTA con mucha “mili”, pero que se comportó como una campeona y tras 8 horas de viaje, llegamos a Djougou. La cuarta ciudad de Benin en población. Llevábamos menos de 24 horas en el país, pero “nuestro primer mundo” quedaba ya muy muy lejos. Esa tarde en Kopargó (algo más al norte), en la Misión Taneka comenzamos a sentirnos más cerca de aquel mundo. Ya habíamos superado lasmoto-a-tres.jpg primeras 24 horas, degustado la gastronomía local y aprendido a convivir con el caótico tráfico de vehículos sobrecargados, con hileras de peatones por ambos arcenes y con cientos de motos de pequeña cilindrada capaces de cosas difícilmente creíbles sin una buena foto.

En Kopargó estuvimos cuatro días dedicados a conocer a fondo la extensa región que comprende esa división administrativa. Por caminos de tierra y sendas de monte, en esos días,…

  • Participamos en la inauguración de una escuela en Pannakuka y de un Instituto en Kpabegou, …
  • Pasamos por el Siège de Kopargó: Casi 1700 alumnos en 15 aulas,…
  • Recorrimos los puentes realizados y otros pendientes de realizar, …mercado-kopargo.jpg
  • Visitamos el Hospital San Juan de Dios de Tanguietá, varios internados, escuelas de Formación Profesional,…
  • Disfrutamos de los Mercados locales,…
  • Estuvimos en los poblados Taneka de Bari, Karoum, Yaká, Kopargó,…
  • Convivimos con quienes habitaban la Misión Taneka,…
  • … y fuimos sacando conclusiones de las que esperamos deriven un buen número de proyectos útiles y adaptados a la realidad local.

Durante ese tiempo además, disfrutamos diariamente del Salón des étoiles, pero eso,… es otra historia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: