El «presidente» en la onda

Esta mañana me han entrevistado en el programa de Onda Cero, «Herrera en la Onda» como Presidente de la Fundación Alaine. La verdad es que ha sido una excelente oportunidad para dar a conocer nuestra actividad, tanto en el territorio nacional (Programa Sonrisa), como en el plano internacional (Programa Grano de Arena).

Afortunadamente, la técnica y las telecomunicaciones se han aliado para poder mantener una entrevista radiofónica a través del teléfono móvil.

Las cosas del «directo» tienen su suspense. Te preavisan: todo va bien, en 10 minutos en antena. Y comienzan a transcurrir los minutos. Despacio al comienzo,… lentos después, … como si nunca fueran a terminarse. Los sentidos dejan de ser cinco para convertirse en uno sólo. Uno que ve cómo las cosas alrededor suceden despacio. Mucho más lentas que el flujo de pensamiento. Eso te da una sensación de velocidad que sólo se detiene cuando suena el teléfono y aprietas el botón verde.

Entonces comienza el vértigo. La vida,… y con ella la entrevista comienza a fluir a la misma velocidad que tus pensamientos. Lo que dices, lo que piensas y lo que ocurre son simultáneos. No vale reflexionar sobre lo comentado, solo resulta de utilidad tratar de anticiparse. Pensar en lo que falta por decir.

Finalmente, la cuestión se normaliza y para cuando te quieres dar cuenta te estás despidiendo.

Luego viene la reflexión. ¿Ha quedado algo sin decir? ¿Estaba todo lo suficientemente claro?

En fin, os dejo con el audio. Al menos para mi y en términos generales, ha estado bien. Me gustaría conocer también vuestras opiniones

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: