Ecole L’Esperance

Ya estamos en Bougou, en la Donga. Llegamos ayer por la tarde y pronto nos vimos rodeados por gente conocida. Personas que valoran nuestro trabajo y saben por qué estamos aquí. La velada se alargó con la visita al Centro Alaine donde numerosos alumnos realizaban sus deberes gracias a la biblioteca y a la luz eléctrica de sus instalaciones. Ventajas que, junto a las clases de refuerzo que se imparten en el Centro, han supuesto una notable mejora en los resultados de los exámenes estatales para los estudiantes de la zona.

Hoy hemos tenido la oportunidad de inaugurar un edificio de cuatro aulas para la escuela «la esperanza» de Bougou. Una excelente instalación que permitirá completar el itinerario de escolarización primaria. Tras los bailes y los discursos hemos hecho la visita al nuevo edificio.

De allí hemos ido hasta el centro Alaine, donde hemos podido inaugurar un nuevo edificio de habitaciones para el centro de acogida y formación. Una infraestructura que está mejorando la utilidad del centro Alaine gracias a que ahora se puede dar servicio a todos los poblados de los alrededores.

Por la tarde hemos visitado las obras del centro de artesanos. Una infraestructura en la que la fundación Alaine solo financia materiales como el cemento y el hierro y son los artesanos los que regalan su mano de obra para poder, entre todos, tener un centro de formación para los más de 1000 aprendices que hay entre todos los oficios en Bougou.

Una jornada intensa en la que nos hemos sentido arropados por la gente viendo la utilidad de las infraestructuras cofinanciadas con ellos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: