Con ellas el 8 de marzo,… y todos los demás días

Con ellas será difícil,… pero sin ellas, es sencillamente imposible.

Esta es la frase que me martillea de forma incesante en los momentos iniciales del planteamiento de cuantos proyectos acomete la Fundación Alaine. Una fundación creada en memoria de una categórica defensora de la igualdad de todos,… comenzando por la mujer.

Alaine no entendía la diferencia de oportunidades que viene marcada por ser hombre o mujer, y la Fundación que lleva su nombre siente su misma incomprensión y trabaja para combatir esa injusticia que, siendo transversal en todo el mundo, es especialmente acentuada en África.

El 8 de marzo, es un día para la reflexión. Un día que conmemora una tragedia que fue especialmente grave, porque debería haber sido evitable. Desde esa fecha, muchos han sido los avances, pero todavía no son suficientes. No lo son en África, en el ámbito de trabajo que hemos elegido para la Fundación Alaine. Pero tampoco lo son en nuestro inmediato
entorno. Seguimos asistiendo a desigualdad en los salarios, a «techos de cristal», a tareas de chica y tareas de chico,… A todo aquello que rechazaba Alaine.

Quizá por eso, un día como hoy y dado mi natural optimista, quiero enfocar al camino ya andado. Por eso me acuerdo de las mujeres de Bougou, encantadas con su trabajo en SUS huertas. O con las mujeres de Kara, Fomnawi, Daboura, Gorogbatá,… y así hasta 20 poblaciones en las que 750 mujeres beneficiarias de los microcréditos de la Fundación Alaine disfrutan de su nueva situación, gracias a su trabajo y al mínimo empujón que supone un préstamo anual de 45 de nuestros euros.

En África se aprende por tradición oral. Los ancianos, transmiten en sus narraciones una cultura que necesita de las mujeres para sobrevivir,… y para mejorar. Ellas son las responsables de la casa, del agua, de las especias,… y de que sus hijos e hijas vayan o no a la escuela. ¿Hay una responsabilidad mayor?

Por eso en la Fundación Alaine sabemos que «Con ellas será difícil,… pero sin ellas, será sencillamente imposible». Por eso desde la Fundación Alaine queremos rendir tributo y homenaje a todas las pioneras que, casi siempre con su sacrificio, van haciendo de este un mundo mejor.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: