Oportunidades perdidas,…

Un año más, es 5 de abril

Este año nos pilla a caballo entre Bilbao y Madrid, tratando de aplicar aquello que aprendimos dolorosamente.

Hace 7 años ya que aprendimos de una manera bastante eficaz que, en la vida, las oportunidades no permanecen SIEMPRE a nuestra disposición. Aprendimos que las cosas que no hicimos cuando estabas entre nosotros, ya no las podríamos hacer,… CONTIGO.  Aprendimos que nos tendríamos que conformar con tus 16 años. Aprendimos que en estas cosas no hay «moviola» ni marcha atrás.  Eso nos enseñó. Eso nos anima hoy a tratar de no perdernos ninguna de las oportunidades que nos ofrece la vida. Nos impulsa a celebrarlo todo.  A compartir,…  A realizar esfuerzos adicionales para poder hacerlo,… porque no me gustaría que nos volviera a ocurrir, como me ocurrió CONTIGO.

No nos gustaría perdernos cosas que están a nuestro alcance, porque hemos aprendido que poco tiempo después, ya no lo estarán. Quizá no ocurra de una forma tan traumática como ocurrió contigo, pero sin lugar a dudas, ocurrirá. En este sentido, nos gustaría que nuestro aprendizaje sirviera de ajemplo para que otros no pasaran
por la experiencia de tener que despedirse con la sensación de no haber aprovechado TODAS las oportunidades que nos ofrece la VIDA.

Si dejamos escapar la oportunidad de decir «te quiero»,… Si perdemos la oportunidad de disfrutar de esos momentos especiales que comporta cualquier relación,… Si no somos conscientes de lo que verdaderamente es importante en esta vida,… podríamos volver a repetir algunos de aquellos errores que todavía hoy, nos duelen.

Un año más es 5 de abril. Hoy hubieras cumplido 23 añazos,…  y hoy, como cada día desde que te fuiste, trataremos de estar a la altura de tu recuerdo. En la vida y en nuestro trabajo en la Fundación que lleva tu nombre. Con ella, te sentimos más cerca y nos parece que podemos tratar de aprovechar las oportunidades que nos perdimos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: